La inseminación artificial es un proceso de reproducción asistida en el cual se colocan los espermatozoides en el útero, previamente seleccionados de una muestra que puede ser de la pareja o de un donante tomado de un banco de semen.


Este proceso acorta la distancia entre el esperma y el óvulo, lo que aumenta las posibilidades de la fecundación. Este procedimiento se diferencia de la fecundación in vitro porque no se extraen los óvulos de la mujer. 


En algunos casos es posible que los ovarios se estimulen hormonalmente y que se realice el control de la ovulación para encontrar el momento idóneo para realizar la inseminación. 


Para la realización de la inseminación artificial se prepara el semen, seleccionando los espermatozoides con mejor movilidad. En este procedimiento se eliminan aquellos espermas muertos, inmóviles o lentos, lo que permite tener una muestra óptima para la inseminación.


La inseminación artificial no requiere de sedación por lo que después de la colocación del esperma en el útero, solo debe descansar uno minutos para posteriormente retirarse.


¿Estás interesada en este procedimiento? Visítanos. En FERTYGEN contamos con especialistas en este procedimiento quienes te acompañan en cada paso para que consigas ese embrazo tan deseado.